Blog

Integrando UX en desarrollos ágiles


En este artículo voy a hablar de mi experiencia ayudando a integrar técnicas de UX dentro de un desarrollo ágil (en este caso dentro de la metodología SCRUM). Antes de nada, decir que son indudables los beneficios de tener una persona o equipo UX en una empresa pero implica varios cambios en el proceso de trabajo y la persona UX encargada de la integración requiere de una serie de habilidades para ayudar en esta transformación. Muchas de estas habilidades van más allá del conocimiento técnico.

Empatía no solo con el usuario sino con todo el equipo de trabajo que va a participar en el desarrollo del producto. Estamos trabajando con mucha gente de departamentos diferentes con puntos de vista y lenguajes distintos (negocio, marketing, clientes, diseño y desarrollo) y tienes que buscar un equilibrio entre todos. Tenemos que saber negociar nuestro trabajo: “venderles” soluciones basadas en nuestras investigaciones y análisis de datos cualitativos y cuantitativos.

Escucharles, crear confianza con el equipo y tener en cuenta sus aportaciones sin juzgar creencias u opiniones. Ahora nuestro rol tiene que ser más de “facilitador” e invitar al resto del equipo en nuestro proceso de investigación y diseño para potenciar el intercambio de ideas.

Antes de empezar a trabajar con metodologías ágiles, ya llevaba tiempo ayudando a algunas empresas a implantar las técnicas y métodos utilizados en DCU (Diseño Centrado en el Usuario) en sus procesos clásicos de trabajo. Ahora me enfrentaba a un nuevo reto basado en los individuos y su interacción, por encima de los procesos y las herramientas, entre otros principios.

El aterrizaje se centró en establecer, por un lado una estrategia de trabajo UX en el desarrollo de los productos digitales de la empresa y, por otro lado, integrar este trabajo en una metodología ágil.

 

SPRINT DE UX

Siempre por delante

El objetivo del sprint de UX es empezar el sprint del equipo teniendo un prototipo de diseño de cualquier funcionalidad que vaya a integrarse en nuestra aplicación, contrastado con el usuario y negocio y recibiendo su feedback.

Durante 2 semanas escucho la visión de negocio y del resto de stakeholder del proyecto participando en la toma de requisitos. Realizo, según el proyecto, encuestas, entrevistas o test con los usuarios objetivos para detectar necesidades o validar hipótesis. Al final lo convertimos en conceptos que generarán experiencias. A través del diseño de interacción planteo los diferentes escenarios de uso y lo plasmo en prototipos interactivos. Valido las propuestas con los diferentes responsables del proyecto y los usuarios objetivos para hacer ajustes, cambios, etc.

Al final de mis 2 semanas se hacen las historias de usuario de estos prototipos, se subdivide el interfaz por funciones principales necesarias  y se hacen pequeñas tareas para luego planificarlas en el sprint del equipo.

 

SPRINT DE EQUIPO

Momento en que UX trabaja con desarrollo en paralelo validando el front y haciendo test.

El lunes se comienza el sprint del equipo (2 semanas) y planificamos las tareas que entrarán. Durante este tiempo el equipo de desarrollo trabajará en ellas.

A medida que van terminando cada historia van subiéndolas a un entono de pruebas. Y es aquí donde UX entra de nuevo, validando el front, haciendo “test de guerrilla” y testando. Se hacen los ajustes necesarios.

En la fase final del Sprint, se realiza una demo donde todo el equipo del proyecto (negocio, marketing, clientes, ux y desarrollo) vemos las tareas completadas. Se proponen los cambios oportunos (que si todo se ha planificado y se ha validado correctamente antes no tienen que ser muchos) y a producción ;-) . A partir de la puesta en producción se medirán y analizarán los cambios.

Siempre se acaba haciendo una retrospectiva donde comentamos como se ha desarrollado el sprint y esto nos ayuda a mejorar para el siguiente.

Espero que os ayude. ¿Cómo trabajas tu?

Este post tiene 2 Comentarios

Deja tu comentario