Blog

Diseñador de productos digitales: un perfil cada vez más flexible.

En un mundo ideal (sobre todo empresas grandes o proyectos complejos) los diseñadores de experiencia de uso son aquellos profesionales que investigan y prototipan y después entregan los wireframes al equipo de diseño y  programación. Pero en el mundo real, esto no es así. La mayor parte de las empresas necesitan perfiles UX más flexibles y adaptables a los diferentes proyectos.

Aunque pueda parecer lo contrario y, a pesar de la tendencia actual de “hágalo usted mismo” (diseñe su propia web en 5 minutos, haga su propio ebook y publique sin intermediarios, construya su propia tienda virtual y venda sus productos facilmente, etc), hacer diseño es cada vez más difícil y se necesitan profesionales que  dominen las diferentes técnicas y herramientas que se utilizan en las disciplinas que engloban la experiencia de uso.

Un diseñador UX del 2014  investiga, diseña estrategias de diseño de productos digitales, prototipa y además “escribe” el lenguaje de internet (HTML5, CSS3 y JavaScript como plus). No es un programador front-end pero tiene que saber hacer prototipos navegables más allá de Axure (manipular en vivo los prototipos con nuestros clientes y usuarios enriquece enormemente la fase de creación de un proyecto). Entiende los diferentes sistemas operativo, navegadores y los pros y contras de cada soporte digital. Es cierto que hay tareas y roles dentro de la UX donde nos sentiremos más cómodos pero tenemos que saber asumir todas estas funciones y conocerlas.

Las necesidades actuales de la nuevas empresas son otras y cada vez hay más startup que necesitan perfiles “flexibles” que les faciliten la tarea de investigación y de diseño (ux+tecki) y que además utilicen metodologías de trabajo ágiles.

No nos pueden veer como diseñadores de cajitas, rectángulos y cuadrados en gris.  En mi trabajo diario dibujo wireframes y diagramas de flujo, habilidades básicas necesarias para ser un diseñador UX, pero tenemos que aportar mucho más que eso en un proyecto web: investigación, facilidad de uso, aplicar estándares web, tener en cuenta la accesibilidad y por supuesto, la estética.

En función del tipo de proyecto el diseñador UX tendrá que amoldarse y utilizar un rol u otro.  Y, además, como los buenos cocineros, estar en contínuo aprendizaje es fundamental, porque lo que vale para hoy para mañana está desfasado.

Este post tiene 0 Comentarios

Deja tu comentario